Soberanía Tecnológica y Software Libre para Colombia (II)

Soberanía Tecnológica y Software Libre para Colombia (II)

Los prolegómenos de un programa tecnológico nacional

Anteriormente describimos la necesidad de integrar el punto de libertad del software a un Programa Tecnológico Nacional en las condiciones económicas de Colombia, un país en vías de desarrollo. Este programa debe sustentarse en un conjunto de principios que correspondan con el desarrollo de una economía capitalista de libre competencia contrapuesta al modelo actual de globalización y monopolio, frente al cual se opone de igual manera el movimiento de software libre.

El primer principio es el de soberanía nacional, entendido no como el cierre de fronteras frente al mercado internacional ni contra la inmigración de otros pueblos del mundo con un enfoque chovinista, sino como el rescate del aparato productivo y el mercado nacional en condiciones de integración equitativas con otros países del mundo, con preferencia por los de la región y economías similares.

El segundo principio es el de la idea de progreso o uso de la Razón humana para la mejora permanente del bienestar de la especie. Proviene de la época de la Ilustración y propende por la implementación de modelos y prácticas que ofrecen nuevas soluciones a problemas de los seres humanos. Aquí está incluida la investigación académica, el desarrollo industrial en la economía, el progreso tecnológico y la creatividad en el mercado.

El tercer principio es el de la libertad, entendido como la autonomía de todos los individuos y sociedades no de un puñado de ellos para colaborar, disponer de su voluntad y de su propiedad sin necesidad de la intervención del Estado o de un monopolio privado. A diferencia de la época actual de la globalización norteamericana, se reserva la intervención del Estado para evitar la posición dominante de una minoría de individuos o sociedades que someten a una mayoría menos poderosa, o para administrar sectores estratégicos de la economía nacional, por ejemplo el energético.

El cuarto principio es el de la preeminencia de la renta del trabajo sobre el capital, en especial en el contexto del desarrollo tecnológico actual. El periodo de la economía actual fomenta la creación de nuevas formas para disminuir la utilización del factor de producción trabajo, disminuyendo sus ingresos, reemplazándolo por la automatización en los bienes de capital. Esto tiene como consecuencia la peor distribución de la riqueza y el desempleo estructural debido a la economía de escala y la disminución de costos en los sectores industrial y de servicios de la producción. Si llegase a ser necesario, se debe utilizar la tecnología solo para reemplazar actividades repetitivas.

El quinto principio es el de la utilización de energías alternativas debido al ya ostensible agotamiento del planeta para procesar combustibles no renovables. Se entiende por energía alternativa aquella que sea renovable, no agote los recursos naturales y reduzca dramáticamente la producción de residuos contaminantes.

El sexto principio es el de la descentralización territorial dentro de las fronteras del país, esto para una mejor distribución de la riqueza, del conocimiento, y para evitar el crecimiento exacerbado de urbes que agoten el territorio donde se ubican.

Establecidos los fundamentos mediante seis principios, a continuación se definen los elementos que componen el Programa Tecnológico Nacional. Estos son: el hardware, las redes de comunicaciones, el software, los datos, la ciberseguridad y la creatividad o modelo de negocio. La energía necesaria para poner a funcionar este sector productivo la dejamos a un programa de Política Energética Nacional.

El hardware

Actualmente es imposible construir una industria tecnológica solamente dentro de las fronteras de la nación, existe una división internacional de la producción especialmente en materia de hardware, por distintas razones, entre ellas la extracción de minerales algunos de los cuales no están dentro de las fronteras del país, la fabricación de piezas especiales, el ensamblado, etc.

La propuesta es que Colombia se especialice en algunos sectores de la producción de hardware que le permitan ser proveedor de grandes marcas de aparatos tecnológicos, y que en un periodo largo de tiempo sea capaz ella misma de fabricar productos finales de alta tecnología en hardware. Esto mediante un proceso de aprendizaje, un marco económico y normativo que incluya un plan de ordenamiento territorial en materia de la industria del hardware. La producción inicial debería enfatizar en el sector de los circuitos integrados.

El ordenamiento territorial de la industria del hardware debería fundamentarse en dos pilares: las fuentes de energía alternativa y la descentralización. El primer punto significa que la energía alternativa se produce en las regiones, y por tanto es más costoso distribuirla hacia las ciudades principales. Lo anterior implica que la industria no necesariamente se ubica en las ciudades capitales, sino cerca a las fuentes de energía o en las regiones. Este punto incluye el análisis de los atlas solar y de vientos de Colombia, que indican cuál es la capacidad de los territorios de generar energía renovable.

Por otra parte, un último pero no menos importante papel de las capitales es implementar una infraestructura de hardware y de datos abiertos, para que sean usados por empresarios nacionales del sector tecnológico para crear nuevas oportunidades de negocio, mediante servicios ofrecidos a los ciudadanos en materia de servicios públicos, como movilidad, salud, educación, cultura, etc. Es lo que se llama Gov 2.0 en palabras de Tim O’Reilly.

Las redes de comunicaciones

Las redes de comunicaciones incluyen la internet, la red fija y móvil, los cables submarinos y los satélites.

Respecto a internet, se resalta la necesidad de trasladar hacia el país varios servidores de resolución de dominio (DNS) debido a la vulnerabilidad a la que se están viendo sometidos por ataques de denegación de servicios (DDoS), protegidos por una infraestructura de cortafuegos. Se protegerían servicios fundamentales de interés nacional para el Estado.

Las redes fijas y móviles son el mayor activo que tienen las comunicaciones de Colombia. Desarrolladas durante décadas para redes fijas de telégrafo y telefonía, en el caso de la red fija, y en las últimas dos décadas para la creciente comunicación móvil, hoy están en su mayoría en manos de las multinacionales que adquirieron las otrora empresas públicas.

Según cifras de la Comisión de Regulación de Comunicaciones y analistas del tema, se ha inclinado la balanza al mayor desarrollo y uso de la red móvil, con predominio de uno de los prestadores del servicio. Este es un esquema principalmente orientado al consumo de contenidos y no al de la investigación científica, o la producción de bienes y servicios de la economía nacional. Un programa nacional volvería inclinar la balanza hacia el desarrollo de la red fija y orientada a suministrar comunicaciones al sector secundario de la economía o a la academia investigativa.

Los cables submarinos continúan representando la necesidad de enviar y recibir datos a todo el mundo, y la nación debe instalar algunos de su propiedad, con recursos públicos o privados. En especial, no depender de un país extranjero para tener conexión a internet y a centros de datos estratégicos.

La conexión satelital, de igual manera es fundamental para comunicaciones en tiempo real y desarrollo de aplicaciones con información geográfica; se requiere que Colombia o una alianza de países de la región sean dueños de sus propios satélites, como está ocurriendo en Europa.

El software

El papel de las ciudades capitales del país es principalmente construir la capa superior de la industria nacional de hardware, mediante producción de firmware que sea la base para la exportación de este componente tecnológico.

Si se desarrolla software para distintos tipos de hardware, ya sea para la captura, transmisión, procesamiento, envío o almacenamiento en diferentes tipos de dispositivos, se modifica la producción predominante actual de software para usuario final que hay en el país hacia una destinada a ser la capa intermedia de estos dispositivos. Esto cambiaría a su vez la actual orientación de las cátedras de ingeniería de software hacia una destinada a resolver problemas no funcionales como el rendimiento y el consumo de energía, o hacia la mejora de algoritmos, el uso de estructuras de datos, la programación funcional, los sistemas distribuidos, la inteligencia artificial. Es decir, con un enfoque mayor hacia las ciencias de la computación.

Actualmente predominan las necesidades para el análisis de gran cantidad de datos generada por los millones de dispositivos conectados a internet, lo cual requiere la construcción de aplicaciones capaces no solo de resolver problemas de usuario final sino de capacidad de procesamiento y predicción, hacia lo cual debe apuntar el país en un futuro no muy lejano. Así mismo se está modificando el modelo fundamental de la computación basado en la máquina de Turing por uno de computación cuántica, el cual modificaría trascendentalmente la concepción de desarrollo de software ante lo cual Colombia debe estar a la vanguardia.

El software así como el hardware se deben producir con un modelo de licencia libre lo cual debe ser promovido por el Estado ante el sector privado que se involucre en la producción tecnológica. Acerca del modelo de negocio que corresponde a este esquema se referirá uno de los siguientes puntos.

Los datos

Los datos son la sustancia de las aplicaciones de software, y dependiendo de su utilidad pública o privada, deben ser protegidas las libertades individuales y colectivas de sus dueños. Si son datos de naturaleza privada, es decir, aquellos que se refieren a asuntos de índole personal o familiar como comunicaciones privadas, se deben proteger de principio a fin ante cualquier objetivo de publicarlos, ya sea por parte de delincuentes informáticos (crackers), de corporaciones para hacer estudios de mercado o por parte del mismo Estado.

Si son de naturaleza pública, estos deben ser publicados ya que son de interés general. Por ejemplo, el sistema de rutas de transporte de una ciudad, la cantidad de producción anual de un producto agrario, el valor de los insumos de dicho sector, la ejecución de inversiones y gastos de una entidad territorial, etc. Algunos datos del Estado deben ser privados ante otro Gobierno extranjero en materia de seguridad nacional, por ejemplo en materia militar, con el objetivo de defender los intereses de la nación.

Para ambos casos se deben establecer licencias para uso, recopilación, copia, modificación, distribución, etc., según sea el caso, pero en especial, los datos de naturaleza pública deben tener licencias abiertas, y se debe reglamentar su uso comercial de tal forma que no privilegie y beneficie económicamente a una minoría de organizaciones contra la mayoría de la población.

Por otra parte, Colombia debe propender por trasladar los centros de datos sensibles hacia el interior de las fronteras nacionales, lo cual requiere que exista la infraestructura necesaria para que se puedan reemplazar de manera importante los alojamientos en centros de datos extranjeros. Parte de esa producción nacional de hardware debería estar destinada a este objetivo. Así como se protegen mediante cortafuegos ante intrusos internacionales los servidores de nombres de dominio, igualmente se deben proteger estos centros de datos, especialmente los de información de interés nacional.

La ciberseguridad

Los aspectos fundamentales de la ciberseguridad o seguridad informática, en el marco de los seis principios definidos, son los siguientes: protección de los intereses de la nación, protección de la privacidad de los ciudadanos, desarrollo de infraestructura estratégica.

La protección de los intereses de la nación en materia tecnológica incluyen el sector productivo, laboral, energético, financiero, e infraestructura, como los más importantes, y los que considere un Gobierno que quiera virar hacia un modelo por fuera de la globalización. Los intrusos pueden ser monopolios privados, otros Estados, o delincuentes informáticos.

La protección de la privacidad de los ciudadanos ante intrusos nacionales o extranjeros es fundamental para promover la libertad característica de una democracia liberal, aun en la era de la informática donde permanentemente su información privada está expuesta. Esto incluye la protección para la organización social y la libertad de expresión.

El desarrollo de la infraestructura de seguridad informática, además de las topologías expuestas anteriormente, requiere del conocimiento para administrarla y desarrollarla. Esto se refiere a la formación de una capacidad humana para ejecutar acciones orientadas a proteger los dos puntos antes señalados, los intereses de la nación y la privacidad de los ciudadanos. Se requiere una cantidad creciente de expertos que realicen esta protección y compitan con los mejores países en la materia. Colombia se ha destacado recientemente en ciberseguridad aún con la infraestructura existente, lo cual demuestra la oportunidad de conseguir mejores resultados.

Otro aspecto de la infraestructura de la ciberseguridad es el cifrado, tal vez su columna vertebral. El cifrado es el ocultamiento del contenido de los datos que subyacen en la infraestructura tecnológica, es una metodología para evitar la intrusión. No debe ser el único método para ocultar los datos ante intrusos, pero la infraestructura cambia permanentemente y obliga a que estas formas se modifiquen de igual manera. Por ejemplo, la computación cuántica haría imposible mantener oculto un mensaje con los actuales métodos, lo cual hace necesario pensar unos nuevos. Ese equipo de expertos creciente debe resolver estos problemas.

Todas las herramientas de ciberseguridad deben ser de software libre para que se garantice su probidad, por ejemplo, que estas no tengan puertas traseras que permitan la introducción de un intruso. De igual forma, la comunidad permite realizar mejora continua a estas aplicaciones.

El modelo de negocio

Hace falta abordar un punto fundamental: el modelo de negocio, investigación y desarrollo, el cual, dada su extensión, será expuesto en un siguiente artículo. En este se explicará el papel de la investigación científica, de la creatividad en ingeniería, de las licencias libres, de la formación empresarial, del mercado, y la articulación de todas ellas en un mecanismo para generar ingresos al país y llevarlo a la vanguardia tecnológica.

La anterior propuesta está abierta para que sea compartida, discutida y complementada por la comunidad de software y por la población en general. Envíe sus comentarios acerca de la misma.

Rodrigo Cruz H.

@rodcruzh

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

_____________

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s